Al llegar al cole por la mañana ya estábamos todos nerviositos, pues sólo el viaje en autobús con nuestros compañeros ya era toda una aventura..., y allí estaban algunos papás y mamás para despedirnos y darnos las últimas recomendaciones: “pórtate bien, y no te separes del grupo...”, “no te quites la gorra ...” , “si tienes calor te quitas la sudadera ....”,  “pasadlo muy bien ...”.

    Pero las profes ya estaban pendientes de todo y al llegar allí nos organizaron por grupos con diferentes monitores que nos tuvieron toda la mañana super entretenidos haciendo diferentes actividades con los animales (¡hasta montamos en un pony!) , talleres en relación con la naturaleza, un teatro, etc.

    Este año el tema central eran los animales ovíparos, y tuvimos la oportunidad de ver diferentes huevos y nidos, observar la evolución de los polluelos desde que salen del cascarón, descubrir animales que aunque no son tan conocidos, también nacen de huevos etc.

    Luego comimos (¡¡¡los macarrones estaban buenísimos!!!), algunas actividades más y de vuelta al autobús,  cansados pero muy contentos y con un montón de cosas que contar sobre nuestro día en la granja y todo lo que habíamos experimentado y aprendido...

    ¡Ah!, y el cuento y las canciones del teatro, que son superchulos, podemos volver a escucharlos una y mis veces, descargándola el CD de la web de la granja.

    Os dejamos algunas fotos para que veáis lo bien que lo pasamos....
   

   

   

 

   

 

 

 


Volver

Esta página usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso