Nuestra Historia

Los orígenes (1963 - 1967)

El colegio Juan de Valdés tiene su origen en el año 1963, cuando unos profesores evangélicos comenzaron a ofrecer actividades educativas a un grupo de alumnos en los salones de la Iglesia de Jesús (sito en calle Calatrava 25), una de las congregaciones de Madrid de la Iglesia Evangélica Española (IEE).

Esta misma iglesia fundó un Hogar Evangélico que atendía a huérfanos y niños con necesidades especiales, siendo sus responsables el pastor de la iglesia, a la sazón Alberto Araujo, su esposa Lilias Boyd, y el matrimonio Leonor Castillo y Guillermo Mora. El pastor Alberto Araujo sería el director del colegio entre 1963 y 1967.

Las motivaciones fundacionales

El contexto franquista de sus orígenes conllevaba una situación de intolerancia e injusticia para los profesores evangélicos, que no podían ejercer su vocación, y también para las familias evangélicas, a quienes se les negaban derechos fundamentales sobre la educación de sus hijos. Esta injusticia fue la motivación principal para el proyecto, pero no la única.

Otra importante fuente de inspiración del proyecto educativo era el gran arraigo de la Iglesia Evangélica Española en el Movimiento del Evangelio Social, que desde el siglo XIX venía influyendo en multitud de misiones diacónicas y evangelizadoras. Ambas fuentes de inspiración llevaron a definir un proyecto escolar que aspiraba a educar en libertad y respeto en medio del sistema franquista.

Crecimiento (1967-1983)

Aquellos inicios humildes, bajo la dirección del pastor Alberto Araujo, se vieron favorecidos por el crecimiento de la actividad y en el curso escolar 1967-1968 se consolida el proyecto con su traslado a la calle Matías Montero, donde toma el nombre de Colegio IEE, tomando entonces la dirección el pastor Luis Ruiz Poveda.

Será en 1972, con motivo de su reconocimiento oficial, que tome su nombre actual, Juan de Valdés, en memoria del erudito español del siglo XVI considerado por el protestantismo español un reformista de la iglesia. Cabe señalar que durante todo este tiempo también colaboraron estrechamente los pastores Benito Corvillón y Daniel Vidal, amén de todos los profesores y personal no docente entregados de lleno al proyecto.

El crecimiento llevó a una nueva mudanza a un chalé de la calle Pintor Moreno Carbonero (cursos inferiores) y un local de la calle Ramos Carrión (cursos superiores). Los cursos superiores se trasladarían más adelante a un chalé de la calle Gustavo Fernández Balbuena.

Finalmente, bajo la dirección de Luis Ruiz Poveda, todo el proyecto educativo recalaría en 1983 en su sede actual. Acorde con su vocación, durante todo este período, el colegio desplegó un importante compromiso de acogida e integración con muchos de los hijos de familias refugiadas procedentes de países que habían sufrido un golpe de estado (Argentina, Chile, Guinea Ecuatorial, etc.)

A partir de 1983 (sede actual)

El nuevo proyecto supuso un enorme esfuerzo económico y humano para los involucrados: todo el personal, las familias, la Iglesia Evangélica Española, y agencias eclesiales extranjeras. También supuso una puesta a prueba de la fe de todos en el proyecto, pero gracias a Dios se pudieron superar las graves dificultades económicas del momento. En 1986 el profesor Antonio Frías es nombrado Director-Gerente y pilotará la superación de aquel período crítico hasta 1996, cuando el colegio es integrado por decisión de la IEE en la Fundación Federico Fliedner, dirigida desde 1995 por su actual gerente, Alberto Uyá. Seguirán como directores Carlos Vidal, Dámaris Ruiz, Herbert Vermoet y la actual directora, Mª José Muñoz.

En todo ese tiempo, el colegio tiene un crecimiento sostenido, y entre las novedades más importantes cuenta con la implementación pionera –con gran éxito– del Proyecto Bilingüe a finales de los 90. Todo ello redunda en una nueva ampliación en 2008 con la inauguración del nuevo edificio de la Escuela Infantil.

En su nueva sede, el colegio también ha desempeñado su vocación de acogida e integración con alumnos procedentes, en este caso, de un entorno difícil como el que tenía el barrio de San Blas en las décadas de los 80 y los 90. El entorno ha cambiado mucho, pero no la vocación.

50 Años Aprendiendo Juntos

Durante el curso 2013-2014, celebramos el 50 Aniversario del colegio Juan de Valdés, de la apertura de unas pequeñas y humildes aulas en la calle de Calatrava de Madrid, el 1 de octubre de 1963.

Seguir leyendo sobre el 50 Aniversario del colegio Juan de Valdés

Esta página usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso