Sol, verano y una pregunta importante: ¿por qué nos ponemos morenos? El Departamento de Ciencias del cole nos da la respuesta

¡Cuidado con el Sol, familias!

El Sol parece inofensivo, pero para las células de nuestra piel es una pequeña tortura. Cuando la radiación solar alcanza a nuestras células, esta es capaz de provocar daños en su ADN (la molécula que contienen toda nuestra información genética). Sin embargo, por suerte, nuestro cuerpo tiene varias defensas preparadas para este proceso.

En nuestra piel tenemos un tipo de células llamadas melanocitos capaces de segregar un compuesto bioquímico llamado melanina (que además es el pigmento responsable del color de la otras parte del cuerpo como el piel).

Estas células, cuando detectan un daño en el ADN segregan melanina, que difunde por la piel, actuando, así como protector solar. Este aumento de fabricación de melanina hace, además, que nuestra piel se ponga morena y tengamos un color bronceado después de exponernos al sol.

Aun así, es muy importante que evitemos las horas de mayor radiación solar y usemos siempre algún protector solar, que ayude a proteger nuestra piel.

Explicación completa de por qué nos ponemos morenos en este vídeo del Departamento de Ciencias de nuestro cole. ¡No te lo pierdas! 


Volver

Esta página usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso